St. John Neumann Parish
Growing an Engaged Church

Preamble

“And I tell you, you are Peter, and on this rock I will build my church . . .”  (Matthew 16:18)

Using these words, Jesus founded one Church, to be inherited through all generations, to carry on His ministry.  As a people and institution—as heirs of the one Church—St. John Neumann Parish is appointed to this mission.  In the Gospel accounts of Jesus’ ministry, the gentle spirituality of St. Francis de Sales, and the lives of other holy men and women of the Church, we receive many examples to guide our apostleship.  There are acts and teachings  that call us to  fellowship, reverence, spiritual development, good works, and conscious regard for God’s generosity.  These tenets of Catholic life underpin our Parish mission and form the five pillars of our Pastoral Plan.

This Parish Plan sets forth our strategic direction and objectives for 2021-24.  It renews the commitments made in the 2017-20 Plan to the five pillars and establishes new objectives under each to drive our Parish forward and meet the challenges of our time.  Input from the members of St. John Neumann—gained through a Parish-wide survey, engagement sessions, and other dialogue—was integral to the molding of this new Plan.  It helped us to identify areas where our Parish is vibrant and strong, as well as opportunities for us to more fully respond to Jesus’ summons of us into His harvest.

In addition to establishing objectives for 2021-24, this Plan also commends us to values that cross the five pillars of our Parish.

  • Awareness of the ministries offered at St. John Neumann.
  • Conscious engagement of parishioners, especially those who may feel overlooked.
  •  Appreciation for volunteers, as well as attention to recruiting and retaining these vital partners in ministry.
  •  Continuous development of parishioners to succeed into leadership roles.
  •  Sensitivity in all of our words and actions.

As we continue serving as apostles of Jesus under this new Parish Plan, may we be inspired by the teaching of St. Francis de Sales: “We must do all by love, and nothing by force.”

Parroquia de San Juan Neumann
Creciendo una Iglesia Comprometida

Preámbulo

“Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia…”  (Mateo 16:18)

Con estas palabras, Jesús fundó una Iglesia, que sería heredada a través de todas las generaciones, para llevar a cabo su ministerio.  Como pueblo e institución, como herederos de la única Iglesia, la parroquia de San Juan Neumann está destinada a esta misión.  En los relatos evangélicos del ministerio de Jesús, en la suave espiritualidad de San Francisco de Sales y en las vidas de otros hombres y mujeres santos de la Iglesia, recibimos muchos ejemplos para guiar nuestro apostolado.  Hay actos y enseñanzas que nos llaman a la comunión, la reverencia, el desarrollo espiritual, las buenas obras y la consideración consciente de la generosidad de Dios.  Estos principios de la vida católica sustentan nuestra misión parroquial y forman los cinco pilares de nuestro Plan Pastoral.

Este Plan Parroquial establece nuestra dirección estratégica y objetivos para el 2021-24.  Renueva los compromisos asumidos en el Plan 2017-20 con los cinco pilares y establece nuevos objetivos bajo cada uno de ellos para impulsar nuestra Parroquia y enfrentar los desafíos de nuestro tiempo.  Las aportaciones de los miembros de St. John Neumann -obtenidas a través de una encuesta en toda la Parroquia, sesiones de participación y otros diálogos- fueron integrales para moldear este nuevo Plan.  Nos ayudó a identificar las áreas en las que nuestra Parroquia es vibrante y fuerte, así como las oportunidades para responder más plenamente a la convocatoria de Jesús a su cosecha.

Además de establecer objetivos para el 2021-24, este Plan también nos encomienda a valores que cruzan los cinco pilares de nuestra Parroquia.

  • Conciencia de los ministerios ofrecidos en St. John Neumann.
  • Compromiso consciente de los feligreses, especialmente de aquellos que pueden sentirse olvidados.
  • Apreciación de los voluntarios, así como la atención a la contratación y retención de estos socios vitales en el ministerio.
  • Desarrollo continuo de los feligreses para que tengan éxito en sus funciones de liderazgo.
  • Sensibilidad en todas nuestras palabras y acciones.

Mientras continuamos sirviendo como apóstoles de Jesús bajo este nuevo Plan Parroquial, que nos inspire la enseñanza de San Francisco de Sales: “Debemos hacer todo por amor, y nada por la fuerza”.